Hábitos y Rituales, Invitados

Carta de lectores

Estamos ante un proceso de transformación sin precedentes.

Es tiempo de reinventarnos. Pero no sin antes contemplar. Contemplar afuera y contemplar adentro.

Hoy. Mañana. Y pasado mañana. Y así…

Reinventarnos ya no se trata sólo de diseñar un nuevo plan o modelo de negocio.

Reinventarnos, en esta oportunidad, y para siempre, se parece más a dejar que nazca, en uno, una nueva sensibilidad.

Reinventarnos, ahora, se parece más a dejar que la vida haga su trabajo en nosotros.

Reinventarnos, ahora, se parece más a permitir que redes neuronales que estaban dormidas se despierten.

Nuestra mayor transformación, requiere de nuestra parte, de una mayor escucha y contemplación.

 

Gonzalo Arguello
[email protected]

 

Pd. Este post es una respuesta al pedido especial de la edición anterior.

julio 3, 2020