Emprender, Liderazgo

Creando cultura…

Marcos Galperin es tal vez uno de los emprendedores modernos más reconocidos del mundo hispano.

Es nada más ni menos que uno de los cofundadores de Mercado Libre.

Hoy posee cerca del 10% de una empresa valuada en más de 50 billones de USD.

Y todo comenzó en un garage.

¿Pero qué razones había para iniciar el proyecto en un sótano 4×4? ¿Acaso Marcos no era el heredero de una de las empresas industriales más grande de Argentina? ¿Acaso él y su equipo no levantaron cerca de $50M USD para financiar el lanzamiento de la empresa?

Pero la realidad de la historia es que ese garage era un mindset. Una mentalidad. Una postura. Una nueva forma de hacer negocios. Una manera distinta de crear una cultura.

Lo haremos todo entre nosotros.
No gastaremos ni un peso demás.
No invertiremos tiempo en salir en los diarios.
Nos enfocaremos únicamente en el usuario final y en los vendedores.
Inventaremos el comercio electrónico en Latam.

Y tú ¿dónde tienes tu garage?

septiembre 24, 2020

Emprender, Liderazgo

Un callejón CON salida

Hubo un día en que me sentí atrapado en mi propia empresa. Corría el año 2015 cuando lideraba PAEZ. Tenía ganas de tirarlo todo por la ventana. Pero no podía irme. Estaba atado a compromisos; y por problemas operativos y financieros, no habíamos formado a nadie dentro de la empresa para reemplazarme.  Buscarlo afuera era la solución.

Pero, ¿cuál es el sentido de crear tu propio proyecto y no sentirte parte de él? ¿De no querer levantarte por las mañanas a trabajar? 

Comparto esta reflexión porque desde el día 0 que comenzamos con Lucas Sánchez a idear Master Me Up, dijimos que la visión era construir una empresa de la cual no seamos esclavos de la misma.

Este es un año que tendremos que tomar decisiones y por ende me pregunté que había pasado en aquel otoño del 2015 como para querer abandonar el barco.

¿Habían sido los inversores? No
¿Eras los clientes? No
¿Era la presión por crecer? No
¿Era el desgaste con mis socios? Tal vez
¿Eran el cansancio? Tal vez
¿Seguía conectado con el producto? Hmmmmm

Ahí hice un click. La razón principal por la cual me sentía agobiado era porque había perdido la ilusión por el proyecto. Me costaba proyectar el futuro y no estaba alineado con la industria.

¿Qué aprendí?

Que uno está realmente atrapado cuando deja de creer en su producto o marca.
Para lo otro, siempre hay una salida.

Entonces dejemos de inventarnos historias en la cabeza que no van.

Soñemos en grande.
La vida es una sola.

septiembre 17, 2020