Emprender, Management, Productividad

Una nota mental acerca de hacer foco

Si estás comenzando un proyecto y tienes a) una visión muy clara de hacia donde ir y b) dinero en la cuenta bancaria como para sostenerte en el tiempo, hace todo el sentido del mundo hacer foco.

Pero si tu contexto es otro,  donde solo tienes un puñado de billetes, una vaga idea del producto o servicio que quieres lanzar y una gran corazonada de la oportunidad a la que te enfrentas, el método a seguir podríamos denominarlo «Del caos al foco» y consta de 4 pasos.

  1. Prueba la mayor cantidad de hipótesis que estén a tu alcance.
  2. Dile que SI a cualquier oportunidad que se te presenta.
  3. Mira que funciona y que esté alienada a la oportunidad.
  4. Recién haz foco.
octubre 29, 2020

Emprender

Siempre es un negocio rentable

¿Esta es la foto de un abogado o un DJ?

 

 

 

 

Es ambos.

Micky Murray es el hermano de mi ex-socio en PAEZ, Pancho.

Micky fue nuestro abogado durante los primeros años del emprendimiento y siempre que lo visitaba en su oficina y quedaban espacios de conversación, hablábamos de música.

Un día, en su despacho,  entre muchos cafés y de traje y corbata me dijo: «y pensar que si me hubiese dedicado a ser Dj, hoy sería socio de una de las empresas de eventos más grandes de Argentina»

Micky había decidido abandonar su pasión por la música y dedicarse a la abogacía perdiendo una gran oportunidad empresarial.

Los años transcurrieron hasta que comencé a ver fotos de él en redes sociales pinchando en fiestas.  Una tras otra. Siempre con una sonrisa enorme.

¿Cómo hacía para llevar 2 carreras en paralelo?

Pues Micky decidió que no podía bajarse del segundo tren y dejo la abogacía en segundo plano.

En poco tiempo comenzó a trabajar y a pinchar en todas las fiestas de 40’s. Su marca volvió al mercado.

Su hobby finalmente se convirtió en profesión.

Hoy Micky armó su propia empresa de eventos y compite nada más ni nada menos que con aquellos que 25 años atrás lo invitaron a sumarse.

A la historia de Micky hoy lo llaman la economía de la pasión.

Reflexión: no necesitas ser un YouTuber ni Instagramer para ser parte de esta nueva economía. Solo hace falta tener coraje, porque al final, siempre será un buen negocio (económico o emocional)

octubre 22, 2020