Category

Emprender

Emprender, Liderazgo

Dos años y 191 razones para seguir

Hace 2 años publicaba la primera entrada del blog (y sin duda una de mis preferidas)

¿Lo más difícil del proceso?

Mantener la promesa y la constancia.

¿Lo mejor?

Las respuestas y la activa participación de cada [email protected] de ustedes.

¿El incentivo para seguir?

Nunca parar de aprender.

¿El sueño?

Lanzar el libro de Paracaideas.

¿El próximo paso?

Escribir el post #192

 

Pd. Gracias por leer y estar.
Pd2. Si eres nuevo en este espacio, haz click aquí para revivir el primer post del blog.

noviembre 11, 2020

Emprender, Finanzas

Las reglas del capital

En el mundo actual hay poca rentabilidad.

Los bonos pagan tasas de interés muy bajas.
Tener dinero en un banco podría rendirte en negativo.
Los inmuebles ofrecen entre un 3%-5% anual.

La lista continua.

Sin embargo, hay mucho dinero.

Ese dinero que sobra es la principal fuente de financiamiento de los VC’s (venture capital)

Los VCs son fondos de inversión de riesgo.

Su misma descripción indica el estilo de inversión que buscan: RIESGO y altos retornos.

Su prestigio suele ser cuestionado por emprendedores o algunos actores del ecosistema a partir de las cláusulas abusivas que imponen en los contratos contra los fundadores.

Primera reflexión en voz alta: ¿Le darías parte de tu dinero a un grupo de amigotes que te presentan una idea en un PowerPoint y solo te ofrecen el 10%? ¿Y si aceptas, acaso no te blindarías?

Sigo pensando en voz alta y comparto algunas ideas con opiniones.

  • Los VCs son actores fundamentales del ecosistema. Sin ellos no existiría Airbnb, MercadoLibre ni Whatsapp. Estas empresas han creado billonarios, pero al mismo tiempo dieron la posibilidad de construir miles de pymes que viven de rentar su piso o de vender sus productos en sus plataformas.
  • Los VCs buscan emprendedores que quieran trabajar 24×7, a cambio de un bajo sueldo y que busquen multiplicar su inversión x10 en un plazo de 5 años. Ese es su playbook. Si ganan, ganas todos. Sino quieres jugar con sus reglas, no los llames.
  • Los VCs quitan libertad y ponen presión al emprendedor. OK, pero al mismo tiempo aportan visión, contactos y dan un marco de profesionalismo para seguir creciendo.
  • Con un VC como socio tienes que rendir cuentas. Para muchos esto es un coñazo. Para otros es fundamental porque crea mayor  «accountability».
  • Si buscas forrarte en poco tiempo, este es sin dudas un camino. Si buscas disfrutar el proceso y vivir de lo que te gusta, tal vez deberías pasar de lado.

¿Y tú como lo ves?  Responde este newsletter y cuéntame más….

PD. Estos son algunos fondos que están surgiendo en USA con un enfoque pro fundador.  Tiny CapitalEarnest Capital & AngelList   No tengo dudas que tarde o temprano llegarán a España y Latam.

noviembre 5, 2020

Emprender, Management, Productividad

Una nota mental acerca de hacer foco

Si estás comenzando un proyecto y tienes a) una visión muy clara de hacia donde ir y b) dinero en la cuenta bancaria como para sostenerte en el tiempo, hace todo el sentido del mundo hacer foco.

Pero si tu contexto es otro,  donde solo tienes un puñado de billetes, una vaga idea del producto o servicio que quieres lanzar y una gran corazonada de la oportunidad a la que te enfrentas, el método a seguir podríamos denominarlo «Del caos al foco» y consta de 4 pasos.

  1. Prueba la mayor cantidad de hipótesis que estén a tu alcance.
  2. Dile que SI a cualquier oportunidad que se te presenta.
  3. Mira que funciona y que esté alienada a la oportunidad.
  4. Recién haz foco.
octubre 29, 2020

Emprender

Siempre es un negocio rentable

¿Esta es la foto de un abogado o un DJ?

 

 

 

 

Es ambos.

Micky Murray es el hermano de mi ex-socio en PAEZ, Pancho.

Micky fue nuestro abogado durante los primeros años del emprendimiento y siempre que lo visitaba en su oficina y quedaban espacios de conversación, hablábamos de música.

Un día, en su despacho,  entre muchos cafés y de traje y corbata me dijo: «y pensar que si me hubiese dedicado a ser Dj, hoy sería socio de una de las empresas de eventos más grandes de Argentina»

Micky había decidido abandonar su pasión por la música y dedicarse a la abogacía perdiendo una gran oportunidad empresarial.

Los años transcurrieron hasta que comencé a ver fotos de él en redes sociales pinchando en fiestas.  Una tras otra. Siempre con una sonrisa enorme.

¿Cómo hacía para llevar 2 carreras en paralelo?

Pues Micky decidió que no podía bajarse del segundo tren y dejo la abogacía en segundo plano.

En poco tiempo comenzó a trabajar y a pinchar en todas las fiestas de 40’s. Su marca volvió al mercado.

Su hobby finalmente se convirtió en profesión.

Hoy Micky armó su propia empresa de eventos y compite nada más ni nada menos que con aquellos que 25 años atrás lo invitaron a sumarse.

A la historia de Micky hoy lo llaman la economía de la pasión.

Reflexión: no necesitas ser un YouTuber ni Instagramer para ser parte de esta nueva economía. Solo hace falta tener coraje, porque al final, siempre será un buen negocio (económico o emocional)

octubre 22, 2020

Emprender, Liderazgo

Necesitamos un manifiesto

Casi todas las organizaciones del mundo cuentan con una definición de misión y visión, más un conjunto de valores.

Ayuda a proveer un encuadre y a dar sentido al trabajo de sus colaboradores.

Pero hasta ahí llegan.

Muy pocas cuentan con reglas claras acerca de cómo se debe trabajar. En el día a día. En la semana. Con tu compañero de oficina o con el que trabaja en remoto en Bali.  Hay pocas normas que construyen lo invisible, la cultura.

Habría que reimaginar la job description del futuro, donde importe tanto el QUE debemos hacer como el COMO hacerlo.

Por ende, me propongo en este post – junto con ustedes – a escribir un manifiesto que sirva de inspiración para todas las empresas, pymes y startups interesadas en crear ambientes de trabajo con propósito, calmadas y que provean de bienestar emocional para sus miembros.

El manifiesto del buen trabajador (en borrador) 

Somos respetuosos del tiempo del otro.
Si estamos bloqueados, intentamos buscar la repuesta por nuestros medios.
No pedimos permiso para interrumpir. No interrumpimos.
Fomentamos comunicarnos por los canales asincrónicos.
Asistimos a las reuniones de forma puntual.
Llegamos a la reunión preparados. Alineamos al inicio. Reflexionamos al final.
Planificamos la semana con espacio.
Somos transparentes y comunicamos nuestra agenda a otros.
Silenciamos las notificaciones de social media en el teléfono.
Bloqueamos espacios para trabajar en silencio y en profundidad.
Trabajamos por objetivos y resultados.
Confiamos en el trabajo del otro.
Avisamos con anticipación si no asistiremos a una reunión.
Tomamos apuntes. Documentamos en digital.
Practicamos la honestidad diciendo lo que pensamos.
Empatía para escribir en el Slack/Teams
Automatizamos procesos, humanizamos relaciones.

 

PD.  Ahora es tu turno. Me encantaría contar con tu aporte. Si me respondes este newsletter con tus «paracaideas» para sumar a este manifiesto,  seleccionaré las mejores y se convertirán en un recurso que podrás utilizarlo en tu propio equipo.

 

octubre 1, 2020