Category

Management

Liderazgo, Management

Bajo ego, alto rendimiento

En la última entrada comentamos que un buen equipo puede ganar cualquier partido, sea una campaña política,  gestionar un exitoso restaurante o crear una canción viral.

Las tácticas para armar un buen equipo son infinitas, pero hay un patrón para que un equipo no funcione.  

Estos fundamentos los estudió Patrick Lencioni luego de trabajar con cientos de clientes. Su experiencia lo transformó en un simple y apasionante libro llamado: Las 5 defunciones de un equipo.

Patrick describe en formato de historial real estos fundamentos  simplificados en este cuadro.

Si te interesa profundizar, los amigos de Emprender Leyendo grabaron un episodio sobre este libro.

Escuchar aquí

Ya no hay excusas.

Buenos equipo, mejores resultados.

Mejores resultados, alma contenta.

¿Qué esperas?

octubre 1, 2021

Liderazgo, Management

1+1=3

¿Qué sucede si algún integrante de la filarmónica de Berlín tiene un mal día?

Nada. El resto de sus compañeros harán que no se note.

¿Qué pasa si se lesiona un jugador de Barcelona antes de una semifinal de la Champions?

Nadie lo notaría. Lo reemplazará otro excepcional jugador.

¿Sabías que uno de los integrantes de Los Beatles era un músico mediocre?

Que importa, si acaso sus canciones sonaban perfectas.

Esa es la magia de construir buenos equipos: un grupo de personas trabajando hacia un objetivo en común, donde el todo es más que la suma de las individualidades.

¿Y como lo hacemos?

Mejor lo dejamos para otro post.

septiembre 24, 2021

Emprender, Management

Nueva Etapa

Luego de 2 años de estar  trabajando en las «trincheras» en Master Me Up, decidimos abrir el capital de la empresa.

Semanas atrás completamos exitosamente nuestra primera ronda de financiamiento.

Aquí algunos aprendizajes y errores que cometimos en el proceso que podrían ayudarte en caso de que algún día vayas por este camino.

A por ello.

¿Para qué lo hicimos?

Esta es tal vez la pregunta más relevante. Muchos que arrancan proyectos o startups fantasean con las historias que salen en los titulares de los diarios; y su única meta es levantar dinero (por levantar dinero) de fondos de inversión.

En nuestro caso es bien distinto porque desde nuestra génesis tuvimos una mentalidad de crecimiento orgánico. Pero llegó el Covid-19 y todo lo cambió. Se aceleró la transición hacia el aprendizaje online, el mercado se agrandó y con ello la competencia.

Estos cambios abruptos trajo debates internos sobre la visión de la empresa, la estrategia de producto y sobre las barreras de entrada en un negocio donde ya de por sí son bajas.

La respuesta fue que era el momento de acelerar; y que para ejecutar la estrategia necesitábamos disponer de fondos líquidos y ayuda. Era momento de una nueva etapa.

A por ello.

Qué aprendimos del proceso

Hay miles de artículos en internet y expertos en fundraising que saben mucho más que nosotros, pero en resumen, hay 3 aspectos a destacar sobre el proceso.

  • Diseñar un plan. Si, no solo tienes que armar un plan de tu negocio, sino un plan para captar los fondos. Una buena preparación conlleva a grandes resultados. Ser consistentes.
  • Poner una fecha de cierre. En nuestro caso era «la ronda se cierra antes del verano en Europa. ¿Cuento contigo»?. Esto es clave. Hay que mantenerse firme.
  • Soñar en grande (aunque ni tú te la creas). Hay capital en el mercado, pero no se van a dar a alguien interesado en abrir una cafetería, sino más bien a algún «loquillo» capaz de crear un Starbucks.

Algunos errores

  • No pedir ayuda desde el inicio. Tener la claridad para poner tus ideas en papel es un tremendo curro. En nuestro caso pensamos que podríamos hacerlo solos mientras operábamos la empresa. Aquí perdimos casi un mes.
  • Contactamos de primera mano a aquellos inversores que sentíamos que había un fit cultural y de negocio. Nos dijeron que NO. Lo ideal hubiese sido tener el primer acercamiento con un 60% de la ronda confirmada y crear algo de «FOMO» con ellos.

#SiLoVivesLoAprendes

septiembre 17, 2021

Hábitos y Rituales, Management

¿Dónde juegas tu partido?

Un programador de software o diseñador web encuentra detrás de un escritorio su momento de inspiración. Es ahí donde crea mayor valor. Enfocado. Sin distracciones. Delante de su ordenador.

En cambio el manager es opuesto. Es fuera del escritorio donde su valor se potencia. Necesita salir a coordinar, comunicar e inspirar al equipo. Claro que utiliza herramientas digitales, pero no es su core.

Por último, tenemos al buen vendedor. Este ni detrás de un escritorio ni en la oficina. Su hábitat natural es visitando clientes, creando relaciones. Fuera de la oficina, siempre con teléfono en mano y en algún café en Zoom.

¿Con qué perfil te identificas? ¿Dónde crees que está tu zona de confort para alcanzar tu mejor versión?

julio 2, 2021

Hábitos y Rituales, Management

Gracias por el feedback 🙏

«Sólo hay una única manera de conseguir que una persona haga algo. Y es que esa persona quiera hacerlo».

Esta es una frase atribuida a Dale Carnegie que vale la pena profundizar. 

Vale la pena porque cuando lideramos personas, para marcar una dirección hay que comunicar, hablar y transmitir una idea o mensaje. Y para eso, la manera en como lo decimos es clave.

Dar buen feedback es una de las piezas del rompecabezas.

El asunto es que gran parte de los profesionales se quedaron con la táctica del sándwich:

– Di algo bueno
– Corrige lo malo
– Cierra con algo positivo

Y vaya que eso es medio «berreta» porque todos ya la «cazaron».

Sin embargo, yo aprendí otra estrategia que me funcionó y que podrías aplicar en tu día a día. Lo conocí en un curso de Seth Godin y lo profundicé con el libro «Gracias por el feedback».

Se resume así:

– Valoración: para reconocer las cosas que están bien. Identificar los aspectos positivos. Con ello la persona se abre a las sugerencias.
– Coaching: para proponer otras formas de hacer las cosas. Dar una nueva perspectiva. Abrir los ojos.  Lo hacemos con preguntas. Con BUENAS preguntas.
– Evaluación: para proponer acciones. Para sugerir un camino o plantar un desafío.

Ahora ya lo tienes. A ponerlo en práctica.

Pd: aquí tienes un video con una charla del autor del libro. Enjoy.

junio 10, 2021